Sueños patagónicos desde el corazón profundo de Aysén
El corazón de los viajeros late fuerte en Aysén, con sueños patagónicos de no viajar más y quedarse. Quedarse en todas las tonalidades del ocre, que cambian según los caprichos de cada atardecer o del verde que intenta sobreponerse a la infinidad de colores que hacen explosión en todos los rincones de Aysén.

Aysén es color, contraste y diversidad patagónica, donde se pueden apreciar las vistas abiertas de la pampa, girar en redondo y admirar paisajes, donde las montañas dominan el entorno. La diversidad de Aysén es impresionante, desde el Monte San Valentín, el centro geográfico de la región, podríamos viajar 100 kilómetros a la redonda visitando parajes de extraordinaria belleza muy diferentes entre sí: ir al frío eterno de Campos de Hielo Norte, para luego seguir hacia el cálido microclima de Chile Chico que permite cosechar duraznos en la Patagonia; navegar por el esmeralda profundo del Lago General Carrera, visitar sus aldeas ribereñas hasta desembarcar en Puerto Tranquilo, tomar rumbo hacia Bahía Exploradores y desde allí navegar hacia Laguna San Rafael para apreciar los hielos que se desprenden de su glaciar madre. Desde la laguna podríamos volver hacia el interior, cruzar diferentes ventisqueros hasta al imponente Río Baker, el más caudaloso de Chile, para luego continuar hacia el sur y arribar a Caleta Tortel, capital del agua, el verde y el azul, con dominios imaginarios sobre miles de islas que conforman el intrincado puzle del litoral de Aysén. Si el contraste aún es insuficiente, podemos dejar atrás los húmedos bosques del litoral, dirigirnos hacia la pampa seca de Balmaceda, seguir la línea de la frontera hasta llegar al inquietante Valle de la Luna en Ñirehuao. Desde aquí podríamos volver a los verdes bosques que hacen explosión entre Puerto Aysén y Coyhaique, con innumerables cascadas que caen en un alegre derroche de la naturaleza patagónica.

De norte a sur, desde Raúl Marín Balmaceda hasta Candelario Mansilla, son algo más de 400 kilómetros en línea recta. Sin embargo la complejidad de la geografía de Aysén hace que se necesite al menos un par de días para completar esta distancia. La Carretera Austral es la carretera madre de Aysén, que se bifurca en pequeños caminos que se recorren con la sensación de que no conducen a ninguna parte, porque no se atisban lugares habitados, a pesar de los cercos que subdividen las tierras. En otra categoría están las sendas denominadas de penetración, que trabajosamente intentan unir pequeños asentamientos con la carretera, y otras más irregulares, conocidas solo por los lugareños, aptas para recorrerlas a pie o a caballo, y que no aparecen en los mapas de la región.

 

 

¿Aysén un nombre ancestral?
El origen de la palabra Aysén se atribuye al vocablo huilliche achen, que significa “desmoronarse” o “desmembrarse”, justamente lo que un observador aprecia desde la costa, donde pareciera que la tierra, el hielo y las montañas van cayendo hacia el mar. Otras versiones, atribuyen a la palabra tehuelche aiken, que significa "lugar o campamento". No obstante, no existe evidencia de que el pueblo tehuelche, que se denominaba así mismo aonikenk, haya alcanzado la costa y traspasado este vocablo a los chonos, y éstos a su vez a los primeros exploradores europeos que navegaron los mares de Aysén.

Los tehuelches, llamados así por los mapuches y que significa “hombres rudos”, ingresaban a Aysén durante el verano desde las pampas hasta los límites de la Cordillera de Los Andes, que les impedía el acceso al mar. En la costa, el pueblo chono, recorría el litoral en sus canoas, permaneciendo en ellas gran parte de su vida, como lo atestiguan diferentes exploradores, señalando que tenían fuertes troncos, pero piernas débiles producto de su vida canoera.

Los chonos recorrían los canales y los fiordos sin poder ingresar al interior de la región, impedidos por la frondosa vegetación, el caudal torrentoso de los ríos y la Cordillera de Los Andes, que en esta parte de Chile, pasa por el medio del territorio o se ubica directamente en la costa. De economía recolectora-marina, dejaron pocos vestigios de su vida, salvo conchales como los ubicados en la Isla Gran Guateica o restos humanos como un reciente hallazgo en las cercanías de Puerto Gala. Tuvieron sin embargo contacto con los primeros exploradores, a quienes en algunos casos les sirvieron de guías o incluso les salvaron la vida, como al marino inglés John Byron quién sobrevivió al naufragio del navío Wager en 1741 y fue ayudado por lo chonos a llegar hasta la isla de Chiloé.

Los tehuelches, un pueblo cazador-recolector, siguieron durante siglos sendas desde la pampa a sus territorios de caza en Aysén, para permanecer en lugares preestablecidos como campamentos. Este pueblo dejó una variada muestra de su presencia, fundamentalmente pinturas rupestres posibles de apreciar en Laguna Verde, Cisne Medio, Coyhaique Alto, Cerro Castillo, Chile Chico, Cochrane y otros. Estos sitios tienen como denominador común, que son territorios donde la pampa se adentra hacia el interior de Aysén, curiosamente las mismas vías que más tarde utilizarían los colonos para asentarse en la región.

Exploradores
Los visitantes que sienten el llamado a la exploración en Aysén, comparten el mismo sentimiento de los grandes, pequeños y anónimos exploradores que han pasado por esta región.

Los pueblos originarios llegaron a Aysén al menos hace 9.000 años, según la data de osamentas encontradas en Baño Nuevo, Ñirehuao, que las sitúa entre las más antiguas del continente. Un estudio genético publicado en la revista “Nature” en julio de 2012, da cuenta que existieron tres grandes corrientes migratorias que pasaron de Asia a América a través del Estrecho de Bering. La primera de ellas, hace 15 mil años, pobló el continente desde Canadá al extremo austral de Chile, navegando por las costas del Océano Pacifico. Las evidencias más importantes corresponden a las puntas de lanza de la cultura clovis, en Norteamérica con 11.000 años de antiguedad, y los restos encontrados en Monte Verde, Puerto Montt, con una data de 12.500 años.

 

 

La extensión de Aysén y su difícil acceso la convirtió en una tierra lejana e inhóspita, pero también en un imán para exploradores que se aventuraban en las frías aguas de su costa, buscando un paso hacia el interior. El primer europeo en divisar estas tierras fue Hernando de Magallanes en 1520, dándole el nombre de Tierras de Diciembre. Posteriormente, los primeros exploradores españoles, habrían denominado Trapananda al territorio de Aysén, que en español antiguo y sonido poético, da cuenta de tierras muy lejanas, prácticamente inaccesibles.

Durante el dominio español, la región pasó inadvertida entre el estratégico Canal de Magallanes y la Isla de Chiloé, por cuanto en su territorio no existían metales preciosos, ni grandes asentamientos humanos, sino que estaba poblada por pequeñas tribus de cazadores y recolectores, sin organización social ni jerarquías bien definidas. Sin embargo, la región tenía un valor estratégico militar, por lo que era visitada por expediciones enemigas de la corona española, que eventualmente podrían disputarle su soberanía. Curiosamente, el territorio poseía un valor mítico para las autoridades de la época, por cuanto se sostenía que uno de sus innumerables canales llevaría directo a la Ciudad de Los Césares, con calles de oro, una fuente de la eterna juventud y otras maravillas que superaban todo cuanto se había visto en la conquista de América. Con el objetivo de encontrar esta fabulosa ciudad, se organizaron diferentes expediciones, pero sin los recursos humanos suficientes que presumía el éxito de una empresa de esta magnitud.

El naufragio del navío de guerra inglés Wager en 1741 cambiaría la percepción de los españoles, quienes comprendieron la importancia de este territorio, que podría ser reclamado por otras potencias europeas. De esta forma, en 1744 se organizó la expedición del Alférez Mateo Abraham Edward, a quien se le encomendó la misión de encontrar el lugar del naufragio del buque inglés y rescatar las piezas de artillería. Abraham no solo rescato estas piezas, sino que exploró la Laguna San Rafael, el Canal Messier, tomo contacto con los chonos y levantó información náutica. Posteriormente, la exploración de José de Moraleda, entre los años 1786 y 1793, produjo el primer levantamiento cartográfico de la costa de Aysén. Moraleda, refiriéndose a las islas que visualiza, escribe en su diario, que tal es su cantidad que no le es posible tener una aproximación exacta, donde "un mil parece corto número".

Los exploradores ingleses volverían a la zona y en diciembre de 1832, el bergantín Beagle, al mando del capitán Robert Fitz-Roy, ingresa a aguas de Chile, que ya era un país independiente de España. La expedición contaba con la presencia del joven naturalista Charles Darwin, cuya teoría de la evolución hizo del Beagle y sus viajes, uno de los buques más famosos de la historia.

 

Después de la independencia de Chile en 1812, la región de Aysén volvió a su acostumbrado anonimato hasta 1870, cuando el gobierno central le encarga al capitán Enrique Simpson la exploración de la costa de Aysén, con el propósito de ubicar un paso hacia el interior de la región. Simpson descubrió el río que hoy lleva su nombre, el cual remontó hasta divisar el valle de Coyhaique. Aysén fue el último territorio en obtener oficialmente la presencia del Estado, cuando el año 1928 el Gobierno de Chile crea la el órgano de la intendencia en Puerto Aysén, y a la vez reconoce los poblamientos espontáneos de Balmaceda, Puerto Ibáñez y Chile Chico.

Pioneros
Diversos son los factores que hicieron que hombres y mujeres buscaran su futuro en Aysén, poblando espontáneamente la región, sin intervención del gobierno central.

En la costa, el ciprés de las Guaitecas fue el primer recurso económico que atrajo el interés externo, como del emigrante Felipe Westhoff que buscaba maderas para exportar durmientes de ferrocarril hacia Perú. Westhoff fundó Melinka en 1859, bautizado así en honor a su esposa, nombre que parece confundirse con otros nombres ancestrales, sin embargo el vocablo es de origen ruso. En 1880 el empresario Ciriaco Álvarez, de origen chilote, se establece con aserraderos en las cercanías del actual Puerto Aysén para trabajar el llamado oro verde de las Guaitecas. Esta empresa funcionaba a gran escala con leñadores, barcos y cierto nivel de maquinaria. Neruda clama en su poema Machu Pichu “Tiempo en el tiempo, el hombre, dónde estuvo?”. En Aysén solo podemos imaginar donde estuvo el hombre que corto, trasporto, vivió y murió en la tala de estos enormes bosques. Si bien sus vidas viajan directo al anonimato de la historia, dejaron su herencia cultural traída desde su lugar de origen, Chiloé.

Los chilotes fueron los primeros que arribaron al Aysén moderno, por los caminos naturales que forman los canales del litoral, sin que las inclemencias del tiempo fueran eran para ellos mayor obstáculo. No obstante, a diferencia de la generosa tierra chilota, era difícil desarrollar cultivos en la costa aysenina y dependían del abastecimiento externo. En 1906 murieron 120 trabajadores de la Sociedad Explotadora del Baker a causa del escorbuto, por cuanto no llegaron a tiempo los barcos de aprovisionamiento. Algunas fuentes ponen en duda esta versión y apuntan a que las muertes fueron producto de los conflictos entre la Sociedad Explotadora y los trabajadores. De estas vidas truncadas solo quedan actualmente sencillas y anónimas cruces de madera en la Isla de Los Muertos en Caleta Tortel, como esperando al investigador del futuro, que aclare uno de las tantos misterios de la colonización.

A fines del siglo XIX, el Gobierno de Chile contrató científicos para explorar la región, entre ellos al profesor alemán Hans Steffen, quien la recorrió entre los años 1894 y 1899. La razón geopolítica era ejercer soberanía efectiva sobre la denominada Patagonia Occidental, trazando la frontera definitiva con Argentina. La dificultad mayor de Chile era la falta de acceso al interior de Aysén, que impedía llevar a cabo una política de emigración, sencillamente porque no había caminos desde la costa para llevar a destino a los posibles inmigrantes. En cambio Argentina disponía de territorios abiertos hacia su frontera con Chile, los que aún hoy, representan el camino natural para viajar por tierra hacia Magallanes o al norte del país.

Como resultados de las exploraciones, el Estado de Chile opto por poblar Aysén en base a entregar en concesión grandes áreas del territorio a sociedades anónimas. El gobierno puso como condición que las sociedades debían sacar su producción por Chile, construir caminos hacia la costa y asentar pobladores, vale decir permitir la edificación de pueblos. Si bien hubieron algunas excepciones, la realidad es que la producción fue sacada por Argentina, sin cumplir con el compromiso de invertir en el desarrollo de infraestructura y menos aún en el poblamiento de la región.

Desde un comienzo, las sociedades se erigieron como el poder y la autoridad real, especialmente porque sus concesiones estaban ubicadas hacia la frontera y por lo tanto impedían el paso a todos quienes intentaban establecerse en las tierras vírgenes del interior de Aysén. Pero los caminos de la historia siguen a veces su propio curso y en el caso de Aysén, ciudadanos chilenos ingresaron desde Argentina, dando origen a la colonización espontánea del territorio, aproximadamente a partir del año 1900. En otras palabras, el asentamiento en las tierras de Aysén, se realizó sin la intervención del Estado de Chile, que en ese momento no ejercía una posesión efectiva del territorio. En cambio, las sociedades explotadoras ejercían presión sobre los colonos en base a su particular interpretación de los derechos que le otorgaban sus concesiones, y por tanto entraron prontamente en conflicto con los campesinos que buscaban su futuro en las miles de hectáreas desocupadas de la región. Esta situación de violencia llegaría a su auge en la denominada “Guerra de Chile Chico” que en 1918, significó la muerte de 3 policías chilenos y de un trabajador, y varios heridos de parte de los colonizadores.

Gran parte de quienes se internaban en Aysén, eran campesinos de la zona central de Chile y de Chiloé, más algunas familias magallánicas, que por diferentes motivos residían un tiempo en Argentina, para luego dirigirse hacia Chile. Estas familias sufrieron la hostilidad de los gendarmes argentinos, que en parte se explica por los litigios fronterizos, pero también como un efecto secundario de las grandes huelgas en la Patagonia argentina, duramente reprimidas por el gobierno federal. Además parte de este grupo de chilenos, viajaba a través de la pampa pastoreando con su ganado, con el consiguiente efecto económico sobre un territorio, que a diferencia de la Patagonia aysenina, no estaba deshabitado. Paradójicamente los colonizadores de Aysén y sus descendientes, han mantenido un fuerte lazo con Argentina y aún hoy, en varios puntos de la Patagonia, es habitual que se cruce la frontera y que niños de padres chilenos nazcan en territorio argentino.

Estos antecedentes permiten especular que inicialmente los colonos no le daban tanta importancia a su nacionalidad, por sus continuos pasos a ambos lados de la frontera. Esto hizo que forjaran lazos afectivos con ambos países y de esta forma nace la particularidad cultural de los habitantes de Aysén que heredaron costumbres típicamente argentinas, como el juego del truco o el baile del chamamé. También heredaron costumbres chilotas, como una percepción mágica de la vida y la naturaleza, que da origen a relatos que quedan a medio camino entre el mito y la realidad. Los colonizadores, a los cuales en Aysén se les prefiere denominar pioneros, fueron quienes dejaron la mayor impronta cultural, la cual se pueden resumir en el orgullo de ser patagón y aysenino, un sentimiento que cruza a toda la población, independientemente su origen social, género o edad.

 

 

 

1520 Hernando de Magallanes divisa las costas de Aysén durante la expedición que dio la primera vuelta al mundo.
1953 Francisco de Ulloa, marino español, explora las regiones australes de Chile durante la dominación española.
1557 Juan Ladrillero, navegante y explorador español, cruza el Golfo de Penas, navegando por los canales patagónicos hasta el Estrecho de Magallanes.
1562 Arias Pardo Maldonado explora al sur de Chiloé, tomando posesión de los territorios de la Trapananda, actual región de Aysén.

1674 Antonio de Vea, marino español, enviado por el Virrey del Perú a explorar los canales australes en busca de asentamientos ingleses.

1741 La nave HMS Wager, parte de la flota del Comodoro inglés George Anson, naufraga al sur del golfo de Penas en el archipiélago Guayaneco, en la isla que actualmente lleva el nombre de la nave, Wager.
1741 John Byron, joven guardiamarina (Midshipman) al momento del naufragio del HMS Wager, escribe un libro donde relata el motín que dividió a los supervivientes en dos grupos. Sobrevivió a las duras condiciones del invierno austral junto al capitán Cheap, el teniente Hamilton y el guardiamarina Campbell. El grupo pudo llegar a Chiloé con ayuda de canoeros chonos. El libro de Byron sobre el naufragio ha sido fuente de inspiración para novelas sobre navegación y exploraciones, algunas llevadas al cine como "Master and Commander. The Far Side of the World", film traducido al español como "Capitán de Mar y Guerra”.
1744 Expedición del alférez Mateo Abraham Edward, encuentra los restos del buque inglés Wager. Exploró la laguna San Rafael y tomó contacto con los chonos.
1766 Jesuita José García Alsué, ingresa al canal de Puyuhuapi para luego internarse al Queulat buscando la Ciudad de los Césares.
1786 Expedición de José de Moraleda quién realizó un detallado levantamiento cartográfico entre Chiloé y la costa de Aysén.

1828 Primer viaje del Beagle al mando del comandante Pringle Stokes, quien se suicidó en Puerto del Hambre en Magallanes, luego de explorar los canales patagónicos hasta Aysén.
1834 Segundo viaje del Beagle alrededor del mundo comandado por Robert Fitz-Roy, que explora los canales patagónicos. En este viaje participa el joven naturalista Charles Darwin, cuya posterior teoría de la evolución convertiría al Beagle en uno de los navíos más famosos de la historia y sinónimo de exploración.
1834 Charles Darwin navega la costa de Aysén a bordo del Beagle. Darwin es citado fuera de contexto en su descripción de Aysén y la Patagonia como un “desierto verde”. En realidad Darwin estaba hondamente impresionado por el trópico y la Patagonia. Lo expresa de esta forma en su autobiografía: “The glories of the vegetation of the Tropics rise before my mind at the present time more vividly than anything else; though the sense of sublimity, which the great deserts of Patagonia and the forest-clad mountains of Tierra del Fuego excited in me, has left an indelible impression on my mind”
1856 Francisco Hudson Cárdenas nacido en Chiloé, teniente de la Armada de Chile, explora las costas de Aysén buscando un paso a través del Istmo de Ofqui. Descubre que tal paso no existe y recomienda la construcción de un canal. Los Chonos acostumbraban a cruzar el istmo arrastrando sus canoas, y de esta forma evitaban el peligroso golfo de Penas.
1859 Fundación de Melinka, bautizada así por Felipe Westhoff en honor a su esposa.
1862 Francisco Vidal Gormaz, capitán de la Armada de Chile, explora Chiloé y Aysén hasta las Guaitecas.
1878 Erupción del volcán Lautaro, inicialmente bautizado como volcán Humboldt. Una expedición argentina de 1952 lo bautiza con su nombre definitivo Lautaro, en honor al joven líder militar mapuche durante la primera etapa de la conquista española de Chile.
1880 Ciriaco Álvarez, empresario chilote explota el ciprés de las Guaitecas y construye cerca del actual Puerto Aysén bodegas y almacenes para abastecer de víveres a sus trabajadores. A raíz de su gran fortuna fue llamado el "Rey del Ciprés".
1886 Pedro Ñancupel Alarcón, llamado el pirata Ñancupel, es capturado en Melinka. Juzgado por robos y asesinatos fue condenado a muerte y fusilado en Castro.
1894 Explorador galés Llwid Ap Iwan, recorre por primera vez la zona entre el actual Coyhaique y el lago General Carrera.

1901 Pioneros comienzan a ingresan paulatinamente a la altura del Balmaceda, para luego ingresar a los sectores de Puerto Ibáñez en 1908, Chile Chico en 1909, Coyhaique en 1912, Baker y Lago Verde en 1914.
1902 Bajo el arbitraje de la corona británica, se fija el límite entre Chile y Argentina en la Patagonia Austral.
1903 Concesión otorgada a la Sociedad Industrial de Aysén.
1906 Mueren 120 trabajadores, la mayoría de ellos chilotes. Según la versión oficial a causa del escorbuto, sin embargo otras versiones señalan envenenamiento intencional por parte de la Compañía Explotadora del Baker, lo cual ha sido refutado por varios autores. La Compañía estaba en proceso de quiebra, y sus trabajadores realizaban un trabajo físico brutal sin ayuda de maquinaria, de apoyo logístico, ni de la alimentación adecuada, totalmente aislados del resto del país, donde la Compañía era la única autoridad de facto. La isla junto a sus anónimas y sencillas cruces de madera, fue declarada Monumento Nacional el año 2001.
1907 Carl Johan Fredrik Skottsberg, botánico y explorador sueco recorre la Patagonia. Llega por tierra desde Argentina al sector de río Cisnes, luego se dirige al sur pasando por el actual Coyhaique y el lago General Carrera para volver a Argentina por el sector del río Jeinimeni.
1908 Concesión otorgada a la Sociedad Explotador Río Baker.
1917 Fundación de Balmaceda.
1918 Llega a Coyhaique el Dr. George Schadebrodt, de nacionalidad alemana, primer médico en Aysén.
1920 Esteban Lucas Bridges, empresario, pionero y autor del libro “El último confín de la Tierra” inicia su actividad empresarial en la zona del río Baker.
1924 Fundación de Puerto Aysén.
1924 Concesión otorgada a la Sociedad Ganadera Río Cisnes.
1926 Fundación de Lago Verde.
1927 Fundación de Valle Simpson.
1928 Fundación de Chile Chico.
1928 Se crea el Territorio de Aysén por el Gobierno de Chile.
1928 Primer hospital en la ciudad de Puerto Aysén.
1929 Fundación de Coyhaique, originalmente como Baquedano.
1929 Aparece “El Aysén” primer periódico fundado en la región.
1929 Arturo Merino Benítez, junto al capitán Vergara y el teniente Schaerer despegan desde Puerto Montt hasta sobrevolar el estuario de Aysén, siendo los primeros aviadores que vuelan sobre Chiloé continental y Aysén.
1930 Fundación de Cochrane, originalmente como Pueblo Nuevo.
1930 Primera sala de cine abierta en Puerto Aysén por el emigrante español Roberto Campistó.
1930 Descubrimiento de las pinturas rupestres del río Pedregoso en Chile Chico por el geólogo alemán Max Yunge.
1930 Primeras matronas Elena Domínguez en Puerto Aysén y Julia Bon en Coyhaique.
1930 Inauguración de la Línea Aérea Experimental Puerto Montt-Puerto Aysén, acuatizando dos aviones anfibios en Puerto Aysén.
1930 Servicio marítimo regular de vapores entre Puerto Montt - Puerto Aysén.
1931 Muerte de tres kawésqar en Bajo Pisagua, cercano a la Isla de los Muertos y poblamiento precursor de la actual Caleta Tortel. Un grupo de caoneros kawésqar se acercarón a las instalaciones de la Estancia Posadas a intercambiar comida por pieles. En una segunda oportunidad se produce un enfrentamiento con resultado de la muerte de los tres nativos kawésqar.
1931 Fundación de Puerto Ingeniero Ibáñez, fecha aproximada. Sin embargo esta área fue una de las primeras en ser colonizada por pioneros a partir de 1908.
1932 Juan Augusto Grosse, nacido en Alemania, inicia sus exploraciones en Aysén. Es considerado como un precursor de la mayoría de las rutas camineras que se construyeron en la región.
1934 Fundación de Guadal.
1934 Primer grupo de teatro en Puerto Aysén denominado Centro Artístico Evaristo Lillo.
1934 Junios Bird y Margaret McKelvy exploran en solitario los canales australes a bordo de una pequeña embarcación "Hasperus". Realizaron trabajos arqueológicos, antropológicos y lingüísticos tomando contacto con los últimos habitantes originarios de los canales. Su viaje desde Puerto Montt a Punta Arenas es legendario, y para algunos autores, Bird fue la fuente de inspiración del personaje cinematográfico Indiana Jones.
1935 Fundación de Mañihuales.
1935 Fundación de Puyuhuapi, por colonos alemanes que arribaron a la zona atraídos por los escritos del explorador Hans Steffen.
1936 Grandes incendios provocados por colonizadores para obtener campos libres para la agricultura. Estos incendios intencionales se realizaron hasta el año 1956, disminuyendo los bosques en un 50% de la superficie original.
1938 Construcción de un lujoso hotel totalmente equipado para la recepción de turistas en laguna San Rafael. El edificio de tres pisos permaneció vacío, por cuanto los turistas comenzaron a arribar a la zona recién varias décadas después. El hotel fue abandonado y finalmente destruido por un incendio en 1994.
1952 Fundación de Cisnes.
1955 Fundación de Caleta Tortel.
1942 Nace “El Regional”, primer periódico publicado en Coyhaique.
1952 Ernesto Hein Águila funda la legendaria Línea Aérea Hein que presta servicios hacia todos los rincones de la región.
1952 Fundación de Cisnes.
1959 Creación del Parque Nacional Laguna San Rafael.
1960 Luis Ojeda junto a Baldo Araya Uribe, funda Patagonia Chilena de Coyhaique la primera radio de Aysén. Particularmente famosa por los mensajes, la mayoría de las veces netamente privados, que los auditores enviaban a través de la radio a sus parientes repartidos a lo largo de la región y que por lo tanto se transformaban en dominio público.
1962 Federico Führer, piloto alemán pionero de la aviación en Aysén, muere en un accidente en las cercanías del lago O’Higgins.
1963 Son repatriados trabajadores chilenos desde la provincia argentina de Chubut, cuando el gobierno federal argentino anula contratos petroleros, lo que produjo una alta cesantía. Los chilenos repatriados darían origen a la población Gabriela Mistral de Coyhaique.
1964 Eric Shipton montañista inglés realiza el primer cruce Oeste - Este de Campos de Hielo Norte. Shipton era un destacado expedicionario con experiencia en el Himalaya y otros lugares extremos del planeta. Autor de varios libros sobre montañismo.
1965 El teniente de carabineros Hernán Merino Correa muere en un enfrentamiento con gendarmes argentinos en laguna del Desierto, territorio fronterizo con la localidad chilena de Candelario Mansilla. En 1995 un tribunal arbitral adjudica la Laguna del Desierto a Argentina.
1966 Inauguración del puente Presidente Ibáñez en Puerto Aysén.
1966 Fundación de Villa Cerro Castillo.
1966 Fundación de Villa O´Higgins.
1966 Felipe Bate Petersen realiza la primera conferencia sobre los pueblos originarios de Aysén, mientras era estudiante del Liceo Fiscal de Coyhaique (fecha aproximada). Actualmente Bate es un destacado arqueológo, fundador de la corriente teórica Arqueología Social Latinoamericana.
1967 Ohri Donoso Lehmann crea en Coyhaique el Grupo de Teatro Los Ñires, que actuó a lo largo de Chile hasta el golpe de Estado de 1973.
1969 Estudio de las pinturas rupestres del Río Pedregoso por Hans Niemeyer.
1972 Felipe Bate descubre el sitio arqueológico Baño Nuevo, con osamentas datadas en 9.000 años. El golpe de Estado de 1973 interrumpe sus investigaciones.
1972 “Viejo puente” interpretada por el grupo Los Lazos y dirigido por el músico Arturo Barros, gana la competencia folklórica del Festival de Viña del Mar, importante evento musical a nivel latinoamericano.
1973 Golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973. En la Región de Aysén es apresado y hecho desaparecer el Secretario del Partido Comunista de Coyhaique Juan Vera, junto a José Pérez y Néstor Castillo. En Puerto Cisnes es fusilado el profesor Jorge Vilugrón.
1975 Fundación del periódico El Diario de Aysén.
1976 Inicio oficial en Puerto Montt de la construcción de la Carretera Austral, que luego de más de 20 años de trabajo logra alcanzar hasta Villa O´Higgins. Todavía no se ha escrito la historia, que tome en cuenta los aspectos técnicos, políticos y sociales que demandó esta construcción. Definitivamente son miles los anónimos protagonistas que sirvieron en el Cuerpo Militar del Trabajo y los obreros pagados con el Programa del Empleo Mínimo que hicieron posible esta obra. Mención especial merecen los mártires anónimos caídos en su construcción, por cuanto no existe un catastro oficial con sus nombres y circunstancias de su muerte, aunque si existen animitas(*) a la vera del camino, como un recuerdo a los hombres y mujeres que desafiaron los rigores de construir una carretera a través de Aysén. (*) Las denominadas animitas en Chile, son pequeñas construcciones generalmente con una cruz, a la orilla de los caminos, donde los familiares prenden velas en recuerdo de una muerte trágica ocurrida en un lugar.
1983 Fundación de Villa Amengual.
1991 Erupción del volcán Hudson, una de las más violentas registradas en Chile produciendo cambios en la fisonomía de la zona, acabando con praderas y campos fértiles. Adicionalmente se han registrado erupciones en 1930, 1971 y 2011.
1994 Fundación del periódico El Divisadero.
1998 Pablo Besser junto a Mauricio Rojas, José Montt y Rodrigo Fica, realizan el primer cruce longitudinal completo de Campos de Hielo Norte.

2002 Mueren 7 andinistas y estudiantes de la Universidad Santa María de Valparaíso, en una expedición al monte San Valentín en Campos de Hielo Norte.
2005 Investigadores del Centro de Investigación en Ecosistemas de la Patagonia, CIEP, descubren sitios con pinturas rupestres en lago Póllux, El Salto y lago Elizalde.
2006 Se conforma la organización ciudadana Aysén Reserva de Vida, que luego dio paso a la organización Consejo de Defensa de la Patagonia Chilena que impulsa la oposición a la construcción de grandes centrales hidroeléctricas en Aysén, bajo el eslogan “Patagonia sin represas”.
2006 Constitución de la Sociedad Anónima Hidroaysen, con el objetivo de desarrollar un polémico proyecto para construir dos centrales hidroeléctricas en el río Baker y tres en el río Pascua, que además contempla una línea de transmisión hasta el norte del país.
2007 Terremoto de 6,1 en la escala de Richter. El posterior tsunami provocó la muerte de diez personas en el fiordo de Aysén.
2008 Inauguración de la Biblioteca Regional de Aysén.
2008 Diario electrónico Vientoapatagon.cl, definido como “ ciudadano, 2.0 y 100% colaborativo”.
2009 Investigadores del CIEP, descubren sitios con pinturas rupestres cerca de Coyhaique.
2009 Primera versión del festival de cine de la Patagonia Aysén.
2010 Primera edición impresa y digital de la revista Elpatagondomingo.cl.
2010 Debut de la banda pop latino Los Vásquez, originarios de Coyhaique. Su álbum debut "Contigo pop y cebolla" fue el más vendida en Chile en 2011.
2011 Descubrimiento de osamentas del pueblo Chono cerca de puerto Gala.
2012 Surge el movimiento social en Aysén que mantuvo a la Región paralizada por diversas demandas sociales que pedían al Estado de Chile mejoras substanciales en economía, salud, educación, además de medidas económicas que amortiguaran el alto costo de la vida en Aysén comparado con otras regiones del país. Su eslogan central “tu problema es mi problema” caló hondo tanto en la Región como en el resto del país que simpatizó con sus demandas sociales.